Coaching para educadores

La declaración de perdón

Es de humanos errar, equivocarnos, no cumplir con aquello que hemos prometido o comprometido, y en ocasiones hacemos daño a otros, y hemos de asumir la responsabilidad por ello. Una manera de asimilar la competencia y la habilidad para responder, es diciendo “perdón”. Declarando perdón, declaramos nuestra condición humana de equivocarnos, de no ser perfectos. En ocasiones decimos “te pido perdón”, “ Te pido disculpas”, y no hemos de asociar este acto declarativo y humano, que en ocasiones implica una reparación de daños, con el acto que hace el lesionado al decir “te perdono”. Es importante separar el acto de decir “perdón” de la respuesta “te perdono”. Pues la eficacia pedir perdón es independiente de la respuesta que se obtenga del otro. La responsabilidad de pedir perdón no la puedo hacer depender de las acciones de otros. Al igual que el perdón del otro no nos exime de la responsabilidad de pedirlo, ni de reparar el daño producido.

Etiquetas: , , ,

Todavía no hay comentarios

Contestar