Coaching para educadores

La conviccion

Para esto pienso que es importante parar nuestros pensamientos y abrirnos a nuevos puntos de vista, encontrar un estilo que sintonice mejor con la naturaleza humana, que tan fácilmente pasamos por alto.

Sin darnos cuenta en nuestros ámbitos educativos vivimos en un mundo, que exagerando, podríamos decir como de hombros para arriba. Todo pasa principalmente por los parámetros de las ideas y su mundo mental.

Cuando una idea sin emoción, jamás llegará a ser intención o convicción. No podemos vivir de hombros para arriba, solo en un mundo mental cuando las personas somos básicamente una unidad formada por alma, mente, cuerpo y emociones.

Es difícil trabajar con personas, obviando   la inteligencia emocional por ejemplo, que es la inteligencia que toma todas las decisiones.

O no tener en cuenta la inteligencia espiritual de la persona que encuentra una fuerza arrolladora de búsqueda de sentido en todo lo que hace y que puede ser el motor de toda una vida.

O no tener en cuenta la inteligencia de todo un organismo como es el cuerpo, o las tremendas trasformaciones hormonales de un adolescente.

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios

Contestar