Coaching para educadores

Competencias del Coach Educador

El coach-educador, no es un mentor, no es un  psicólogo, ni un consultor, tampoco es un confesor, ni el protagonista de un acompañamiento. Aunque se sirva de la psicología, de la filosofía, la lingüistica o el managment.

El coach-educador es ante todo un servidor, un facilitador, un líder que acompaña, que está preparado en las técnicas del coaching y conocedor de las herramientas adecuadas, percibe las creencias del alumno-coaché, creencias clave que sabrá acompañar para detectar limitaciones y liberar potencialidades. Todo ello con las preguntas adecuadas, con la paciencia necesaria. El coach-educador, es capaz de generar CONFIANZA,  y apuesta incondicionalmente por su alumno-coaché.

El coach-educador es una persona realista, que parte de la humildad del que tiene “los pies en tierra” y no hace ostentación de sus virtudes, con la curiosidad del que quiere aprender, y la flexibilidad para adaptarse a las diversas circunstancias.

El coach-educador, es la expresión de una sana autoestima, que seguro de si mismo, se conduce con espontaneidad frente a las dificultades, consciente de las capacidades y también de las limitaciones.

El coach-educador es capaz de provocar un cambio de dentro hacia fuera, desde el “ser” hacia el “hacer”, y moviliza hacia la acción.

El coach-educador sabe de paciencia, la fuerza que combate la ansiedad, y desde la coherencia de mantenerse en sus propios valores en la línea del tiempo, transmite la convicción profunda y arraigada de que si es posible seguir hacia adelante, aún en medio de la adversidad.

El coach-educador, cree que las personas pueden cambiar sus comportamientos, y que los comportamientos mantenidos en el tiempo cambian nuestra identidad. Cree que las personas no hacen mal las cosas adrede, mas bien llevan un talento que espera ser revelado.

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios

Contestar