Coaching para educadores

Coaching para Educar

Señala Chris Lowney, en su obra El Liderazgo al estilo de los Jesuitas, que la Compañía que fundo S. Ignacio, sí busco potencia de inteligencia emocional en los candidatos, y lo más importante aun, formuló un programa para engendrarla en los novicios. Así lo ha venido haciendo desde hace más de cuatrocientos cincuenta años. Lo que hemos llamado examen de conciencia, afirma Lowney, coincide muy bien con la idea de inteligencia emocional de Goleman. El novicio Jesuita salía de sus treinta días de inmersión en el programa con valiosas aptitudes personales, incluyendo:

  • Capacidad de identificar y reflexionar sobre las propias debilidades y tendencias habituales.
  • Perspectiva mundial integrada de visión y sistema de valores.
  • Profundo respeto por el prójimo y por toda la creación.
  • Habilidad para desconectar de las distracciones diarias a fin de reflexionar, y el hábito de hacer esto a diario.
  • Un método par considerar las alternativas y tomar las decisiones.

Preciosa síntesis nos plantea Lowney, que hoy podríamos recoger como desafío para que las herramientas modernas del coaching y su lenguaje, junto a la tradición educativa de la Compañía, desarrollar un programa de aprendizaje transformacional que revolucione el acercamiento educativo a nuestros alumnos en nuestro mundo actual.

¿Cómo crear un programa de inmersión que transforme las actitudes de acompañamiento del coach-educador? ¿Cómo crear un programa de acompañamiento para el alumno-coaché,? ¿Cómo transformar sus actitudes y valores de aprendizaje en un mundo tan cambiante.?

¿Como seguir liberando el potencial que Dios a puesto en el interior de la humanidad?. ¿Sirven nuestros programas educativos actuales?, o quizás haya que añadir algo más, que de respuesta a los problemas de hoy y mañana?

¿Se conoce a sí mismo el educador de hoy? ¿Tiene claro cuales son sus objetivos y valores? ¿Sabe cuáles son las creencias que lo motivan? ¿Tiene trazado su plan de acción? . ¿Existe un acompañamiento en esta labor, que ayude y potencie la figura del coach-educador?. ¿Tienen nuestros alumnos el acompañamiento adecuado que les haga conocerse a si mismos?. ¿Qué podemos ofrecer?

Etiquetas: , ,

Todavía no hay comentarios

Contestar